1.png

microblanding en cejas

microblanding cejas1.jpg

El microblading es una buena opción si quieres probar a modificar tus cejas, tanto de tamaño, como de espesor o forma, de manera natural. Este tratamiento se realiza pelo a pelo para emular el vello de tu ceja y es temporal, pues al estar tatuado sobre la epidermis dura entre uno y dos años. Es un método apto para mujeres y hombres, sea cual sea su tono de piel.

En la técnica del microblading el especialista analizará tus rasgos y tatuará pelo a pelo las cejas siguiendo las facciones de tu cara.Los pigmentos que se utilizan en el microblading están elaborados con base mineral, por lo que son hipoalergénicos, lo que reduce el riesgo de provocar alergias. Además, los colores se pueden mezclar para obtener el tono exacto que más se adecúa a cada persona, asegurando el aspecto natural de sus nuevas cejas.Y la gran ventaja es que no tendrás que maquillarte las cejas cada día, y podrás disfrutar de una mirada marcada, diseñada siempre en relación a las facciones de tu cara. Por otro lado, también es una buena opción para comprobar el aspecto que ofrece tu rostro con unas cejas diferentes sin que el cambio sea definitivo, pues con el tiempo acabará desapareciendo por completo.

microblanding cejas 2.jpg

El microblading es una técnica realizada bajo anestesia local tópica, por lo que no sentirás ningún tipo de dolor y los resultados serán visibles inmediatamente después de la sesión. Sí es cierto que, al igual que ocurre con los tatuajes, se producen lesiones en la piel para que se adhieran los pigmentos, pero estas suelen cicatrizar en unas semanas. Podrás nadar, correr, o lavarte la cara, y tus cejas seguirán perfectas.